Limpieza energética de casa o negocio

Así como nuestro cuerpo puede generar densidad (por pensamientos y emociones negativas propias) y absorver energías de baja vibración (de otras personas y lugares), también puede que nuestra vivienda o negocio, este vibrando bajo y necesite una limpieza energética. Cuando un ambiente tiene densidad, puede atascar el trabajo, el flujo de dinero, generar emociones distorsionadas en las personas que allí habitan, cansancio, estrés, dolencias físicas, roturas de electrodomésticos, etc.

Siempre pregunto a mis pacientes: “Si tu cuerpo se ha ensuciado, que haces?”… La respuesta suele ser, “me ducho o me baño”. Y ahora te pregunto a ti: “Si tu cuerpo energético se “ensucia”, o la energía de tu casa se “ensucia”, que haces?…

También tengo la respuesta: NADA

Nada, porque no sabes que puedes hacer algo con ello, o sencillamente no has asociado que las cosas que están pasando en tu vida, en ti o en tu vivienda o negocio, puedan deberse a una contaminación energética. 

Lo primero, es recibir información si crees que un tema de distorsión energética puede estar afectándote de alguna manera.